Abierta la veda de la pesca de trucha en aguas de baja montaña de la región

LANZA DIARIO DE LA MANCHA

 

 

Según la Orden consultada, los pescadores han de tener en cuenta que la trucha común está declarada en la región como especie de interés preferente, por lo que está sometida a una regulación especial

Desde este domingo y hasta el próximo 30 de septiembre se puede pescar la trucha en las aguas de baja montaña de la región /Lanza

Aníbal B.C.     |     CIUDAD REAL

La Orden por la que se establece las vedas de pesca en Castilla-La Mancha fija que desde este domingo y hasta el próximo 30 de septiembre se puede pescar la trucha en las aguas de baja montaña de la región que estén declaradas como trucheras.

Según la Orden consultada, los pescadores han de tener en cuenta que la trucha común está declarada en la región como especie de interés preferente, por lo que está sometida a una regulación especial.

El período hábil de pesca en aguas declaradas trucheras difiere entre si se practica en aguas de baja montaña o de alta montaña, estableciéndose el periodo hábil de pesca para estas últimas desde el primer domingo de mayo hasta el 15 de octubre, con las excepciones provinciales que se contemplan en cada provincia.

Toda la semana

Durante estos periodos de tiempo se podrá practicar la pesca de la trucha todos los días de la semana, en este tipo de aguas, salvo en cotos que se regirán por su reglamentación específica, que se detalla en esta misma Orde, y que determina también que la pesca de la trucha común se autoriza en la modalidad de pesca sin muerte.

En cuanto a los cebos y artes de pesca que se pueden utilizar en aguas declaradas trucheras, se fija que serán anzuelos que carecerán de arponcillo y, a estos efectos, se permite también el uso de anzuelos cuya muerte o arponcillo haya sido previamente inutilizada.

En aguas de alta montaña solo se autoriza el empleo de moscas artificiales y cucharillas con anzuelo simple y en las aguas de baja montaña se autoriza, además de los anteriores, el empleo de señuelos artificiales provistos de anzuelos simples.

En todas las aguas trucheras se autoriza el cebo natural de origen vegetal para la pesca de ciprínidos con anzuelos simples.

Finalmente, la Orden recoge que no está permitida la pesca desde embarcación en aguas declaradas trucheras.

0 comments