Aprobada la modificación de la Ley de Pesca de forma definitiva

El Congreso dio luz verde ayer al texto y todas las enmiendas que cambian la Ley y de Patrimonio Natural que obligaba a la muerte de las especies «invasoras»

Los pescadores participando en un concurso social en el embalse de Meaquinenza

El Congreso de los Diputados ha dado finalmente el visto bueno al texto y a todas las modificaciones que incluyó el Senado de España de la Ley y de Patrimonio Natural 42/2007, también conocida como Ley de Pesca, que obligaba hasta ahora a los pescadores a eliminar a las especies conocidas como invasoras o exóticas. Así, se pone fin a una problemática que ponía en serio peligro a la actividad económica de muchos territorios del país y de la comunidad autónoma, y muy especialmente a comarcas como la del Bajo Aragón-Caspe.

Los votos del Partido Popular, Ciudadanos, PNV y PDeCAT han bastado para aprobar esta modificación. A partir de ahora, volverá a permitirse la pesca y suelta de especies como el siluro, el lucio perca, la carpa o la trucha arcoíris, que habitan en aguas del Bajo Aragón-Caspe. Desde este territorio han recibido la noticia como agua de mayo; algo que llevaban esperando desde hace tiempo y que supone un auténtico balón de oxígeno para el sector pesquero.

«Es un momento de celebración porque este territorio va a poder seguir disfrutando de ese paraje que tenemos aquí al lado, como es el Mar de Aragón, para practicar la pesca», señala la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Caspe y diputada provincial, Pilar Mustieles. «Esta modificación es fundamental para nosotros y seguiremos luchando para que se mantenga y que la pesca sea siendo beneficiosa para el territorio».

Para los pescadores, ha sido una noticia «muy esperada desde hace muchísimo tiempo». «Estamos muy contentos y muy satisfechos con este resultado, por fin podemos respirar en paz», explica la presidenta de la Sociedad Deportiva de Pesca de Caspe, Luisa Serra. «Este hecho es importantísimo para nosotros los de la comarca del Bajo Aragón-Caspe y en especial todas esas personas que amamos este deporte, ya que podremos hacerlo sin restricciones».

Todos los implicados y afectados esperan ahora comprobar cómo va a abordar estos cambios el Gobierno de Aragón, ya que es el turno de que el ejecutivo autonómico decida cómo adaptar la nueva normativa en la comunidad.

Una lucha de dos años
Los pescadores llevaban más de dos años reclamando al Gobierno de España que se eliminara del catálogo de invasoras a estas especies que son más comunes en este territorio, especialmente en zonas como el Mar de Aragón o el embalse de Mequinenza. El sector de la pesca ya se mostraba esperanzado el pasado mes de noviembre, tras la noticia de que el Congreso de los Diputados aprobaba la proposición no de ley del Partido Popular por la que se buscaba legitimar el uso de estas especies, y así paralizar su exterminio, la cual no salió adelante.

También aplaudieron el momento en el que varios colectivos que representaban el sector se presentaban de nuevo en la Cámara Alta con el objetivo de pedir un proceso de urgencia para agilizar la modificación de dicha Ley. Lo cual fue tenido en cuenta y apoyado por los propios diputados.

Esta noticia es, por tanto, el camino para lograr salir de lo que consideraban «un túnel sin final» que estaba generando pérdidas millonarias, la suspensión de cientos de concursos y competiciones y la pérdida de miles de trabajos. El portavoz de la Plataforma en Defensa de la Pesca, Agustí Albiol, señaló en su última intervención en el Congreso que esta ley había supuesto una pérdida de hasta 8 millones de euros solamente en Aragón.