Carpa

Nombre científico:      Cyprinus carpio

Familia:      Cyprinidae

Orden:      Cypriniformes

Clase:      Actinopterígios (peces con aletas radiadas)

Peso máx.:      37 kg.

Longitud máx.:      120 cm.

Longevidad:      17 años

Nombres comunes:

En Galicia:     Carpa

En Cataluña:     Carpa

En País Vasco:     Karpa, zamo arrunta

En resto de España:      Carpa común

La carpa es un ciprínido de gran tamaño que a menudo supera los 700 mm de longitud. La boca es terminal y protráctil, con cuatro barbillas sensoriales situadas dos a cada lado de la boca. Los flancos de tonos dorados se oscurecen hacia el dorso. La aleta dorsal es larga y, con un primer radio fuerte y aserrado, es de color más oscuro que el del resto de las aletas. Tiene entre 33 y 40 escamas en la línea lateral.

El cultivo intensivo, que se ha venido realizando desde tiempos inmemoriales, ha dado lugar al desarrollo de varias razas seleccionadas hacia la consecución de un cuerpo más alto con menos escamas. Aparecen así, la “carpa espejo” o “real”, con pocas escamas y muy grandes, y la “carpa cuero”, con la piel más dura y sin apenas escamas, quedando el nombre de “carpa común” para aquéllas que presentan todo su cuerpo recubierto por escamas.

Hay que mencionar la existencia, bastante frecuente en nuestros ríos, de un híbrido de carpa y pez rojo, la “carpa de Kóllar” (Cyprinus carpio X Carassius auratus), mal llamada Cyprinus skollari. Este híbrido se diferencia por tener características morfológicas y merísticas intermedias entre ambos parentales: tamaño del cuerpo, número de escamas de la línea lateral y número de barbillas (normalmente un único par). Algunos aspectos de su biología se han estudiado en el embalse de Arrocampo, en la cuenca del Tajo.

Prefiere aguas de curso lento o estancadas y con una temperatura templada o cálida, siendo muy resistente a la escasez de oxígeno y a la contaminación de las aguas.

Los machos maduran generalmente un año antes que las hembras, estimándose que la carpa común alcanza la madurez sexual a los 3 años de edad. El desove tiene lugar hacia finales de la primavera o principios del verano en zonas inundadas con escasa profundidad y vegetación abundante a la que se adhieren los huevos. Se calcula que el número de huevos por kilogramo de peso oscila entre 100.000 y 200.000.

La alimentación puede considerarse omnívora (restos vegetales, alevines de otros peces, etc.), pero basada en invertebrados acuáticos de fondo.

Indígena de Asia, es seguramente el pez que más traslados e introducciones ha sufrido. Está presente en más de sesenta países diferentes de los cinco continentes. Fue introducida en Europa por el Danubio hacia principios del siglo I, por los romanos, y en España, durante la dinastía de los Hausburgo. Es muy abundante en los embalses y en los tramos medios y bajos de los ríos con más caudal de la mayor parte de las cuencas españolas.

Su pesca 

Pesca a fondo, a la inglesa, en superficie, a la pasada, a mosca; prácticamente se puede utilizar cualquier técnica para la captura de este ciprinido y en cada una de ellas se deberá utilizar el equipo y los cebos específicos. Últimamente la especialización que están adquiriendo los pescadores de carpa es tal que casi se les podría denominar “profesionales” de la pesca. Para los que simplemente se dedican a salir con la única intención de pasar un rato agradable pescando, sin complicarse en exceso, decir que pueden tentar a este pez a fondo con lombrices de tierra grandes, patata cocida, diferentes masillas y legumbres, con equipos robustos y líneas de gran resistencia debido al gran tamaño que pueden alcanzar.

Observaciones: 

Especie introducida que se ha aclimatado perfectamente a nuestras aguas. Es un pez de carácter ornamental procedente de Asia.

0 comments