Coronil gana el provincial de salmónidos

Pablo Castro ‘El Bombero’ se alza finalmente con el subcampeonato en una prueba que, con 48 pescadores en liza en las aguas del Órbigo, resulta muy disputada aunque con pocas capturas.

José Antonio Coronil, campeón provincial de salmónicos mosca. – p. v.

p. vizcay | león 25/09/2015

Pese a ser una prueba de ámbito provincial puede afirmarse que este campeonato es uno de los que más rivalidad presenta en el panorama de la competición. En primer lugar por el número de participantes, 48 pescadores que han sido seleccionados en los campeonatos sociales de sus respectivos clubes y en segundo lugar por la calidad de los mismos ya que León, hoy por hoy, se encuentra a la cabeza de la alta competición en salmónidos mosca. Esta supremacía conlleva que deportistas leoneses que a veces no consiguen clasificarse para autonómicos o nacionales, se presenten por otros territorios donde el nivel resulta bastante inferior. En esta prueba se dilucidaban también los pescadores que acudirán al autonómico de la especialidad de 2.016 que se celebrará en este mismo escenario. En principio tienen plaza asegurada los seis primeros pero, teniendo considerando que en el reparto se tendrá en cuenta el número de federados de cada provincia, es más que probable que esta cifra llegue incluso a duplicarse.

Los escenarios de Carrizo y Santa Marina en el río Órbigo presentaban muy buenas condiciones para la pesca, ya que las últimas lluvias han producido un ligero repunte de caudal por las aportaciones del Omaña. Pese a todo hay que volver a insistir en la sobrepesca a que se someten estos tramos por una normativa que sería preciso depurar. Es seguro que no existen en todo el territorio nacional unos lugares de pesca con tanto aficionado cada día y, pese a que se pesca sin muerte, esta presión se nota en las poblaciones trucheras absolutamente estresadas. Ello sin contar el porcentaje de mortalidad que la pesca sin muerte también produce y no solo por la deficiente manipulación de los peces. Solo así se comprende que las, en teoría, 48 mejores cañas provinciales tan solo hayan conseguido 455 capturas en las cuatro mangas diarias y en los dos días de competición desde la mañana a la noche. Y ello a pesar de que las tallas vienen situándose por debajo de lo que sería la mínima de un tramo libre o de un coto. Es cierto que, si bien la mayoría de capturas fueron truchas de entre 19 y 25 centímetros, no faltaron las grandes capturas como la trucha de 55,8 centímetros que consiguió precisamente Coronil. El campeón es un pescador que lleva años entre los finalistas de las competiciones y que sin duda se merecía llegar conseguir el preciado trofeo provincial. En segunda posición se clasificaba el actual campeón autonómico Pablo Castro Pinos «El Bombero» con 17 truchas. Poco más que decir de éste deportista que, salvando el bache del campeonato de España, lleva un año excepcional con la medalla de oro por equipos en el campeonato del mundo, una gesta que nunca había logrado la pesca de competición en nuestro país.

0 comments