El Bernesga será coto urbano de pesca sin muerte a su paso por la ciudad

 

La Junta crea el primer coto urbano de pesca al paso del Bernesga por León. El espacio fluvial se adaptará como hábitat adecuado para la práctica de la pesca sin muerte

Dos pescadores, en el Bernesga. – JESÚS F. SALVADORES

04/12/2017

L. URDIALES | LEÓN

Todo el tramo del río Bernesga a su paso por la capital leonesa se convertirá en coto urbano para la pesca de la trucha. Este proyecto forma parte de un acuerdo avanzado entre la Junta de Castilla y León, su consejería de medio Ambiente, y el Ayuntamiento de León, con el fin de dotar a esta travesía fluvial en un espacio sostenible para el disfrute y ocio de los leoneses, además de optimizar los recursos ribereños de la capital y ponerlos al servicio de los ciudadanos. Esta es la intención del plan que esbozó ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en un debate al hilo de las sinergias de los recursos naturales y su aplicación al desarrollo.

El ente autonómico ya dio los pasos adecuados a nivel administrativo para ejecutar este plan que acercará la pesca a la ciudad. El consejo de pesca ya ha tramitado la declaración de aguas trucheras a estas que corren Bernesga abajo por el río que atraviesa la capital leonesa, según avanzó ayer el consejero de Medio Ambiente. El primer coto urbano de pesca servirá para reactivar el interés de León por su río más emblemático, al que ahora se asoma desde los grandes pasillos verdes que escoltan la ribera de punta a punta de la ciudad.

El sustento de caudal permanente que garantiza el embalse de Casares, en el valle de la Tercia, permite el desarrollo de este proyecto para el aprovechamiento de la pesca, imposible en aquellas circunstancias en las que el lecho del río subsistía al capricho del estiaje.

León vuelve a mirar al río para activar alternativas de ocio y recreo en contacto con el entorno natural, en un área de ribera que ha experimentado a lo largo de las tres últimas décadas transformaciones dirigidas a integrar esta zona como un espacio más de la urbe. Espacio natural en toda su extensión, ahora que abrirá sus orillas a la práctica de la pesca de trucha, quiso destacar el responsable de la consejería de Medio Ambiente, impulsora de esta idea que ahora se matiza con un proyecto esperado por el Ayuntamiento de León. De igual forma, defendió con ahínco la decisión normativa de la pesca sin muerte, que aplicó su antecesor en el cargo, el ahora alcalde de León, Antonio Silván. «Determinante para regenerar hábitat trucheros esquilmados», describió. Hábitat como el que se creará ahora en medio de la ciudad leonesa.

0 comments