El TSJ de Aragón suspende el Plan General de Pesca tras un recurso de la Federación regional

TEXTO ÍNTEGRO DEL AUTO

El recurso que ha desembocado en este auto suspensivo fue llevado por el letrado de Madrid Juan Balaguer

Redacción de Iusport   –  17 de marzo de 2017
Víctor Manuel Otal, presidente de la FAPYC // http://www.fepyc.es

La Sección de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha concedido la cautelar a la Federación Aragonesa de Pesca y Casting respecto al Plan General de Pesca de Aragón.
El 2 de marzo de 2017, la Federación Aragonesa de Pesca y Casting solicitó la medida cautelar urgente contra el  Plan General de Pesca de Aragón para el año 2017.

En concreto solicitó que acuerde el  Tribunal, sin oir a la parte demandada, la medida cautelar interesada (cautelarísima: art. 135 LJCA y subsidiariamente la cautelar por su tramitación ordinaria).
Por Auto de 3 de marzo de 2017 se desestimó la medida cautelarísima y se tramitó el incidente de medidas cautelares.

La Administración se opuso a la medida indicando que el interés general abona la no adopción de la medida cautelar solicitada y que en la ponderación de intereses en conflicto son más prevalentes los intereses de protección medio ambientales que los alegados. En cuanto al fumus o apariencia de buen derecho, entiende que no es el momento de su alegación y que ha de esperarse a la decisión del fondo del asunto.

La Federación de Pesca y Casting considera contrario al ordenamiento jurídico el Plan de Pesca del Gobierno de Aragón por que entiende que deben seguir siendo especies pescables la trucha arcoíris, la carpa común y el black bass. Con el nuevo plan obligan en las competencias deportivas a dejar de practicar la modalidad de “ captura y suelta” pues al considerarlas especies alóctonas deben de sacrificarse.

Se quejó la Federación entre otras cuestiones de que no se regula el sacrificio y de que entorpecerá la mecánica de la competición pues el deportista tendrá que sacrificar la pieza en mitad de la misma, a diferencia de lo que ocurría antes – incluso con la redacción anterior de la orden- que se debía mantener viva la pieza hasta el final de la competición.

Considera que estos apartados son contrarios a derecho por  que  la nueva redacción de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (en su redacción dada por la Ley 33/2015) no obliga como parece exigir el plan de pesca a la erradicación, sino que cabe el control de estas especies. Según la Federación la STS de 16 de marzo de 2016 que anuló el R.D. 630/2013, se basaba en la redacción anterior de la norma y por ello la aplicó indebidamente. Dice que el Abogado del Estado ha intentado con este argumento la nulidad de la Sentencia del Tribunal Supremo.

Aporta lo que para la Federación son evidencias científicas en el sentido de que no pueden desaparecer las especies alóctonas de peces y la solicitud en ese sentido de la Junta de Extremadura. Añade que el sacrificio es contrario al interés de los menores que también pescan en sus categorías y también a la evitación del sacrificio como sufrimiento de las mismas y el perjuicio al turismo de naturaleza y biodiversidad. Alega la indefinición jurídica e inseguridad que genera la norma al no saber como se sacrifican las especies y  como  se gestiona  ese  residuo.

La pérdida de la finalidad del recuso y la valoración de los intereses en conflicto.

Dado que se trata de un Plan anual con vigencia para este año 2017, cualquiera que sea la medida que adoptemos conllevará una suerte de estimación o desestimación total de las pretensiones suscitadas por cada una de las partes en el proceso. Concurre por tanto el primero de los requisitos para al adopción de la medida, pues de no estimarla será imposible garantizar la pretensión que se actúa la de permitir la modalidad de pesca de captura y suelta de las especies indicadas, para el presente año.

Por tanto lo importante aquí es la ponderación de los intereses en conflicto. Ya de inicio hemos de indicar que no proceden por los solos motivos formales aducidos, la suspensión de una orden que afecta a toda la actividad de pesca en Aragón. El interés general no lo permite.

Y colocados en la valoración de los intereses en conflicto respecto de los artículos específicamente impugnados y concretamente en relación al hecho de no autorizar respecto de las especies aludidas la modalidad de pesca de “ captura y suelta” hemos de decir que este Tribunal  considera  que aunque en términos de generalidad siempre ha de valorarse de forma más prevalente el interés general de protección del medio ambiente, en este caso la temporalidad del Plan recurrido, valido para una anualidad como hemos dicho, permite adoptar la medida solicitada.

Ciertamente debe de considerarse protegible la decisión de la Comunidad Autónoma de proceder a la extinción de las especies exóticas, pero los alegatos y pretensiones de  la Federación no son endebles y los perjuicios que se exponen permiten demorar la eficacia de esta normativa al menos hasta el momento en que se puedan valorar sus argumentos y determinar efectivamente si la norma es o no contraria a derecho.

El Plan de Pesca funda según es de  ver en las alegaciones de  la Administración, la obligación del sacrificio de estas especies en la STS de 16 de marzo de 2016 que anuló en parte el Real Decreto 630/2013 y con posterioridad la norma que desarrolla este Reglamento la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad ha sido modificada por la Ley 33/2015, de lo que se deduce que pueden existir excepciones a la erradicación de estas especies y que en cualquier caso pueden adoptarse medidas de control, sin sacrificio.

Por ello a juicio de este Tribunal parece una medida más prudente y garantizadora del “statu quo” anterior suspender la vigencia de los preceptos solicitados. Con ello estamos retrasando una medida de sacrificio favorecedora del medio ambiente, el tiempo en que este Tribunal dicte Sentencia, perjuicio asumible si tenemos en cuenta que los Catálogos de estas especies son del año 2011.

Pero estamos protegiendo de forma cautelar que durante este tiempo se pueda seguir con la pesca deportiva en las mismas condiciones y con la misma modalidad que se estaba llevando a cabo hasta ahora, pues asumimos que sin normativa que desarrolle la desaparición de los residuos va a ser realmente difícil mantener las  competencias  deportivas como hasta la fecha, lo que reiteramos dada la temporalidad de esta medida no puede considerarse contrario al interés general.

En atención a lo expuesto este Tribunal acaba de conceder la medida cautelar solicitada, suspendiendo la vigencia del plan impugnado.

TEXTO ÍNTEGRO DEL AUTO

PLAN GENERAL DE PESCA DE ARAGÓN 2017