Jorge García Duarte: «O Campionato do Mundo de Pesca sen dúbida que nos vai colocar no mapa»

El secretario de la Federación Galega de Pesca prepara una competición para jóvenes que tendrá lugar en la provincia

EMILIO FORJÁN   –   santa comba / LA VOZ, 04 de marzo de 2016

Jorge García Duarte es el secretario de la Federación Galega de Pesca e Casting. Este apasionado de los ríos autóctonos y natural de Santa Comba, está detrás del gran trabajo para que Galicia acoja este verano, el Galicia 2016 World Youth Fly Fishing Championship, o lo que es lo mismo, el Campeonato del Mundo de pesca a mosca (sin muerte) de jóvenes, una competición que por primera vez se celebra en España. Será en pleno verano, del 8 al 14 de agosto, y dividido en siete sectores y, con cincuenta equipos, en un elenco de 250 personas pertenecientes a quince países. «Sen dúbida que nos vai colocar no mapa», a nivel de pesca deportiva, dice Jorge, para quien el evento es una magnífica oportunidad «de proxectar os nosos recursos naturais ao exterior». De hecho, subraya que cuando la delegación de la Federación Internacional de Pesca a mosca inspeccionó los ríos que van a ser escenario de la competición «o que máis lle chamou a atención foi a variedade dos cauces fluviais», afirma.

El río Xallas tendrá dos sectores. El de Ponte Olveira, en Dumbría, y el de Santa Comba, donde se celebrarán los entrenamientos oficiales el día 8 de agosto. El resto de sectores son: el río Eume (Ombre); el Mandeo (Aranga); Anllóns (Coristanco); el embalse de Vilasenín (Ordes), y el río Ulla. «A meirande parte dos recursos e proxectos encamiñados ao turismo van dirixidos a presentar Galicia como un territorio acolledor e atractivo para os visitantes, de aí que o papel dos nosos espazos e recursos naturais sexa vital nesta teima», destaca Jorge García. A poco más de dos semanas de que se levante el telón a la temporada piscícola en Galicia, Jorge destaca algunas novedades para los aficionados a la pesca fluvial. La primera es la prohibición de la pesca a bordo de embarcaciones en los embalses, lo que no prohíbe el uso de embarcaciones en los ríos, ni tampoco del popular pato o flotador, desde los cuales sí se podrá ejercer la práctica deportiva. La segunda y quizás, la más polémica, es que se regula la modalidad de pesca conocida como varal, con vistas a evitar las grandes «pescadas» en los riachuelos. El varal, en la que mediante una vara se posa un cebo en el agua, la longitud del tramo vertical del sedal deberá ser mayor que la mitad de la longitud de la caña. «Trátase de axustar o longo do varal ao ancho dos ríos, xa que é complicado executar a norma, si ben os principais problemas e queixas proceden de ríos da zona de Ourense».

García Duarte habla también a las claras de la tremenda afección que sobre la población de truchas están teniendo las colonias de cormoranes que pasan el invierno en los embalses gallegos. Asegura que por tratarse de aves migratorias «non hai estudios sobre o dano que causan á troita, pero en coutos como o de Santa Comba temos estatísticas que indican que o nivel de capturas descendeu un 40 % desde o ano 2010 que foi cando se abriu o couto, e os dous últimos anos foron os perores con diferenza», subraya. Sobre la recuperación piscícola indica que en aquellas zonas con tramos de pesca sin muerte está comprobado que «as troitas van a máis», aunque en la comunidad cueste hacerse a la idea de su práctica.

Calendario de la temporada

La temporada de pesca fluvial en Galicia comienza el domingo 20 de marzo y se extenderá hasta el 31 de julio, con el consiguiente retraso al 1 de mayo para los tramos fluviales de salmón y reo, al igual que en las cabeceras de ríos de montaña. La normativa impide usar más de una caña por persona, así como huevas de peces o ejemplares vivos, muertos o troceados como cebo. Pueden usarse cualquier otro engaño natural, además de las moscas o peces artificiales y cualquier tipo de cucharilla. En las capturas se establecen diez truchas que no deben medir menos de 19 centímetros y, en el caso del reo, cinco por pescador con un tamaño mínimo no inferior a 35 centímetros.