La alternativa de los lagos de pesca

 

 

Son una alternativa cuando se cierra la temporada en las aguas trucheras y un lugar perfecto para iniciar a los jóvenes / El Jabares acoge la convivencia de Pescaleón

Jornada de convivencia de Pescaleón durante 2017. Este fin de semana volverán a repetir cita. | R.P.N.

Rodrigo Prado Núñez | 10/11/2018

El Lago Jabares acogerá la jornada de convivencia de la Asociación Pescaleón. Esta asociación, que tiene como reseña la defensa integral del Medio Natural con especial atención a los ríos, un año más celebra su tradicional jornada de convivencia, formación y pesca con niños en el Lago Jabares. Será este domingo, 11 de noviembre, a partir de las 10:30 horas.

La actividad de pesca, dentro de la jornada de convivencia, se prolongará durante todo el día, mañana y tarde, para así poder formar y perfeccionar a los más jóvenes en las artes de la pesca, y al mismo tiempo disfrutar de la familia y los compañeros sin un horario cerrado.

A mediodía la Asociación ofrecerá un almuerzo en las instalaciones del lago. La asistencia a esta jornada será gratuita para los socios de Pescaleón y niños menores de 12 años, para los no socios el costo, incluyendo el almuerzo, será de 20 euros. Las plazas son limitadas, hasta completar el aforo, y los socios tienen preferencia.

Los pescadores de élite tienen en los lagos un lugar idóneo para entrenarse y probar nuevos señuelosLos lagos de pesca son una buena alternativa para seguir pescando cuando se cierra la temporada en las aguas trucheras. Son también lugares perfectos para iniciar a los más jóvenes en el mundo de la pesca, para los aficionados con movilidad reducida y para realizar una pesca en familia. Siendo hoy en día un recurso que muchos aprovechan, sobre todo los fines de semana, para ejercer esas actividades tan reclamadas en plena naturaleza.

El lago Jabares, que es un pequeño paraíso de 2,5 hectáreas y uno de los mejores lugares para pescar en el otoño e invierno, está ubicado entre la localidad de Campo de Villavidel y el Monte Jabares, a tan solo 20 minutos de León capital. Tiene una gran reserva de truchas arcoíris de todos los tamaños, destacando algunos ejemplares que sobrepasan los 3 kilos, que viven en unas aguas limpias y en constante renovación natural.

Rodeado por abundante vegetación, pradera con árboles, zona de pic-nic, mesas y un refugio de pescadores con chimenea incluida presenta todos los alicientes necesarios para pasar agradables y divertidas jornadas de pesca. Abierto martes, jueves, sábados y domingos es el sitio ideal para pasar un día con la familia y que los más pequeños se inicien en la pesca. También para personas con movilidad reducida, encuentros organizados por clubes y asociaciones de pesca.

Los pescadores de élite también tienen aquí un lugar idóneo para entrenarse y probar esos nuevos señuelos que luego les pueden dar triunfos en las diversas competiciones. Puedes pescar con muerte para llevarte las truchas o también lo puedes hacer sin muerte y devolverlas al lago.

Aumento de los caudales

A la nieve y la lluvia sobrevino el deshielo propiciando el aumento de los caudales de todos los ríos de nuestra provincia.

Después del frío, la nieve y ahora la lluvia, los ríos, sobretodo los naturales, presentan unos caudales muy altos para esta época del año. Este aumento considerable de los cauces, en todos los ríos de nuestra provincia, es el que aprovechan las truchas para remontar y llegar a las cabeceras de los ríos para desovar, porque llegado el invierno es la época de la freza de la trucha para perpetuar la especie.

El instinto de procrear se pone en movimiento para las truchas que han superado la persecución de toda clase de depredadores. Las trampas en forma de muros de las hidroeléctricas les impedirán en muchos casos el remonte teniendo que frezar a veces en lugares poco idóneos.

La trucha en el frezadero busca para su puesta oxigenación y ocultación. Aguas someras, suelo de arena, graba, pequeñas piedras y una zona soleada. Aguas de poca profundidad ricas en oxígeno y de no mucha velocidad, el nido está concebido para protegerse básicamente de depredadores y siempre buscan una zona soleada para que la incubación llegue a buen puerto.

Pero no todas son buenas noticias ya que la sombra del cormorán ya planea sobre las aguas de nuestros ríos. Ya está aquí el cormorán grande, uno de los mayores depredadores de nuestros ríos, alcanza una envergadura entre 120 a 160 cm, de cuello largo y pico grueso tiene las patas palmeadas perfectamente adaptadas para el buceo. Su plumaje negruzco hace que también se le conozco como cormorán negro. Son sumamente ágiles en el agua y aprovechan esta facultad para depredar sobre los peces, son de digestión rápida y llegan a consumir quinientos gramos de peces al día.