La CHE levanta la prohibición de navegación en el embalse de Yesa

HERALDO DE ARAGON

Los usuarios deberán desinfectar sus embarcaciones y equipos tanto al entrar como al salir del embalse.

Los usuarios podrán navegar en el embalse de Yesa, siempre y cuando desinfecten sus equipos antes y después.Francisco Giménez

Efe     |          |     Actualizada 06/07/2018

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha levantado la prohibición de navegación en el embalse de Yesa al haber instalado el consistorio navarro un dispositivo de desinfección de embarcaciones en la antigua carretera de Jaca (NA-2420) para evitar la entrada de especies exóticas y la propagación de mejillón cebra.

La medida preventiva y la calificación del embalse como tipo P o protegido, que conlleva la desinfección obligatoria de las embarcaciones y equipos al entrar y al salir de la zona afectada, además de la navegación exclusiva, entró en vigor en febrero de este mismo año, por indicios de presencia en estado larvario de mejillón cebra (Dreissena polymorpha), según ha informado hoy el organismo de cuenca.

La CHE estableció esta medida en el embalse de Yesa y en otros cinco más de la cuenca con el objetivo de preservar estas masas de agua.

Para volver a disfrutar de este uso en el embalse, los usuarios deberán contar con la correspondiente declaración responsable de navegación. La información para la tramitación de la declaración responsable puede encontrarse en este apartado de la web de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Para evitar la entrada de nuevas especies exóticas al embalse y la propagación de mejillón cebra a otras masas de agua, los usuarios deberán desinfectar, tanto al entrar como al salir del embalse, sus embarcaciones y equipos, que no podrán ser introducidos en ninguna otra masa de agua de la cuenca.

Los usuarios deberán acreditar ante cualquier agente de la autoridad, mediante recibo expedido en la estación de desinfección, que ha cumplido con los requisitos del protocolo de desinfección de embarcaciones de la CHE.

Un total de 23 embalses cuentan con dispositivos de desinfección en la cuenca del Ebro. De ellos, 16 con clasificación tipo C (afectados por presencia de mejillón cebra adultos): Sobrón, en Burgos; Barasona, Búbal, Lanuza y La Sotonera, en Huesca; La Estanca de Alcañiz y Calanda, en Teruel; Ullíbarri y Urrúnaga, en Álava; Guiamets, en Tarragona; Rialb, San Lorenzo de Montgay, Talarn (Tremp o Sant Antoni), en Lleida, y los tres embalses del tramo bajo del Ebro, Mequinenza, Ribarroja y Flix.

Los otros siete embalses están clasificados como tipo P o Protegidos: El Ebro, en Cantabria; González Lacasa, en La Rioja; Alloz, en Navarra, Yesa (Navarra/Zaragoza); e Ibón de Baños, Mediano y El Grado, en Huesca.

Junto con estos embalses que cuentan con estaciones, existen otros cuatro en la cuenca en los que la navegación se encuentra temporalmente suspendida por considerarse o afectados o protegidos y no contar con estos dispositivos de desinfección. En este grupo se encuentran Alba, en Burgos; Caspe II, en Teruel; y Mezalocha y Las Torcas, en Zaragoza.

La CHE, desde la detección del mejillón cebra en el territorio de la demarcación, colabora de forma activa coordinando acciones con las administraciones competentes en el control de especies invasoras, principalmente las Comunidades Autónomas, competentes además en materia de pesca, actividad que también constituye uno de los principales vectores de dispersión de las especies invasoras.

Una de las labores que realiza este organismo desde hace 14 años es el seguimiento del estado larvario, que permite conocer la afección real y potencial de la cuenca, y además participa de forma activa en actividades de control, normativas, divulgativas y de investigación para frenar la expansión de especies invasoras.

0 comments