La discriminación española a la pesca deportiva de trucha arcoíris

 

 

Castilla y León – Cotos Pesca

Palencia 3/04/2017 – Los cotos intensivos dedicados a la pesca deportiva de la trucha arcoíris, y los aficionados, son los más afectados en Castilla y León de la inclusión de esta especie piscícola en el catálogo español de especies exóticas invasoras. Junto a ellos, las piscifactorías proveedoras de los ejemplares a estos cotos.

Es el caso de Piscifactoría de Campoo en la provincia palentina de Aguilar, una de las principales empresas españolas proveedoras a la cría y engorde de trucha arcoíris, y que tenía como parte de su clientela a la Junta de Castilla y León.

Su gerente, Pedro Sánchez ha lamentado en una entrevista publicada en el Norte de Castilla la discriminación que se produce en España con la trucha arcoíris respecto al resto de la Unión Europea. Ya que, como comenta, mientras en nuestro país es una especie proscrita en el resto de la Unión Europea es considerada como “asimilada”.

Según explica Sánchez, la trucha arcoíris es un animal que convive en los ecosistemas de Europa y España junto con otras especies autóctonas. “No tiene sentido, vamos en contra del resto de Europa y nos perjudicamos a nosotros mismos”.

Piscifactoría de Campoo, sin embargo, no ha sido de las empresas más perjudicadas gracias a que tiene diversificado su negocio.

En el mismo artículo, el jefe del Servicio de Caza y Pesca de la Junta de Castilla y León, Ignacio de la Fuente, explica que estos cotos intensivos tienen mucho valor social tanto para la práctica con muerte de personas más mayores o de aprendizaje para pescadores noveles.

Además, como recuerda, gracias a la tecnología, se empleaban ejemplares monosexo, principalmente hembras estériles sin posibilidad de reproducirse.