La embarcación Adage gana el VI Torneo de Pesca de Altura

 

 

Redacción Deporpress| La embarcación con base en Lanzarote Adage, patroneada por Juan Antonio Reguera Díaz, ha logrado el primer premio en el VI Torneo de Pesca de Altura Cicar Amarilla Marina, que tuvo lugar este fin de semana, en el puerto deportivo Amarrilla Marina en San Miguel de Abona, Tenerife.

Embarcación Adage (CEDIDA)

Los ganadores han logrado capturar un marlín azul, de unos trescientos kilos, ayer sábado, 27 de mayo, primer día de la competición. En segundo lugar, ha quedado el barco Neva Two, con base en Tenerife, y que capturó hoy una tuna.

Durante las dos jornadas del torneo la mar estuvo en muy buenas condiciones, lo que permitió que se pidiera hacer alguna picada, que posteriormente se perdieron.

El VI Torneo de Pesca de Altura Cicar Amarilla Marina contó con la participación de 18 embarcaciones. De Tenerife participaron Pecado, Sailfisher II, Raggie, Bartola, Cascajo, Lagonda, Neva Two y Jemalida II. De Gran Canaria han participado Maynieves, Hedonist, Jurate, Opa Locka y Therapy. De Lanzarote, Adage, Marlín, Mota Uno y Belingo. Y la embarcación El Milugato.

El primer premio consiste en 3.000 euros más material de pesca deportiva, con un valor estimado de 1.000 euros; y el segundo premio es de 1.500 euros y material de pesca deportiva por un valor de 500 euros.

El torneo está promovido por Amarilla Marina y Cicar y organizado por Club de Pesca y Navegación Los Erales de Marina San Miguel. La patrocinan el Ayuntamiento de San Miguel de Abona y el Área de Deportes del Cabildo de Tenerife. Y colaboran: Marine Sur, Blancomar, Deportes Pineda, Distrimar, Elyman, La Marina, Pesquera y Navales, Carumaq y Hotel Aguamarina.

Tenerife tiene una de las mejores zonas del mundo para la pesca de marlines, y especialmente de marlines azules, especies de gran tamaño de la familia del pez espada. Amarilla Marina es el único puerto deportivo de la isla que puede albergar un evento de estas características por sus instalaciones y por su situación estratégica.

Además, se trata de un deporte de respeto y conservación de la fauna ya que todos los marlines se combaten, se fotografían en el agua en la banda del barco y se devuelven al mar. Las normas están adecuadas a la reglamentación de Canarias, de tal forma que solo se permite el uso de muestras artificiales y cebo muerto para las capturas.

0 comments