La pesca en kayak se reivindica con un bronce

 

Los remeros asturianos, terceros en el nacional, confían en legalizar pronto su deporte en el Principado

Los participantes y sus kayaks, en Águilas (Murcia) antes de dar comienzo la competición.

Pablo Antón      |     31.07.2018

La pesca ha sido -y es- una de las actividades impulsoras de la economía del Principado. Pero la pesca profesional también ha ido dejando paso a un tipo de pesca de carácter más lúdica, una pesca de diversión y juego que, en boca de sus defensores, “no busca competir con los otros pescadores de profesión”. Una de esas modalidades es la pesca deportiva en kayak, una especialidad basada en la utilización de una embarcación individual para capturar peces y que mezcla el remo y la pesca. Asturias cuenta con una Federación Asturiana de Pesca y Casting con integrantes que se han colado entre los mejores de España. Sin embargo, la incongruencia da un salto al agua: a pesar de que Asturias ha quedado tercera en el último Campeonato de España, pescar en kayak en el Principado está prohibido.

El Campeonato de España de Kayak se celebró en Águilas (Murcia) durante el pasado mes de junio. Más de 150 participantes buscaron coger la mayor cantidad de peces para puntuar en una modalidad que premia el peso total de las capturas. Los representantes asturianos del club “Astur Kayak” quedaron terceros en el campeonato, justo detrás de la Comunidad Valenciana y de Murcia. “Los peces son diferentes en el Mediterráneo que en el Cantábrico. Allí hay mas depredadores, la gente que pesca se tira a peces grandes, por ejemplo, a llampugas. En el Mediterráneo hay épocas en que hasta los atunes se acercan a la costa. Es una barbaridad. En Asturias esos grandes depredadores no los tenemos”, explica el avilesino Arturo González, uno de los siete integrantes del grupo que compitió en Águilas.

El buen nivel mostrado por los palistas asturianos- buenas calificaciones en anteriores campeonatos de España-, no guarda correlación con la ausencia de regulación en el Principado. Esta modalidad de pesca deportiva no está permitida en aguas del Principado. El problema reside, aseguran, “en la semántica”. Un kayak está considerado como un objeto flotante, no como una embarcación. “En el Principado no está permitida la pesca desde kayak, como no lo está desde ningún otro de los artefactos flotantes de recreo: patines de pedales, motos náuticas o tablas a vela”, dijo Alberto Vizcaíno, exdirector general de Pesca Marítima del Principado de Asturias cuando surgió la polémica.

Los pescadores profesionales también se quejan de que la pesca en kayak les hace competencia. “No competimos con los pescadores profesionales porque hacemos capturas de cinco kilos como máximo”, afirma Luis Maíllo, delegado de este deporte en la Federación Asturiana de Pesca. Una opinión que refrenda Arturo González: “La cantidad de pescado que sacan los profesionales es mucho mayor que la que nosotros pescamos. La pesca en kayak es más divertimento que otra cosa. Es una mezcla entre deporte y aventura”, dice el joven avilesino nacido en Cudillero.

Para dar fin a este problema, Podemos Asturies solicitó poner en marcha una proposición no de ley para regular la pesca desde kayak que se debatió y votó el 24 de marzo. La votación final fue 25 votos a favor y 14 en contra. No obstante, la regulación sigue en un limbo legal. El Gobierno del Principado todavía no ha desarrollado lo aprobado en el Pleno.

La normativa, por tanto, es una entelequia y eso lo sufren los aficionados a la pesca en kayak. “Las autoridades nos han alertado y avisado sobre lo que podría pasar si nos ven pescar en kayak. No ha habido multas, pero la Guardia Civil ha amenazado que si las habrá en próximas ocasiones”, destacaron los deportistas. Aunque la legislación de la actividad está en punto muerto, los palistas creen que se va a solucionar. “Yo creo que todo se va a arreglar muy pronto”, asevera Maíllo.

0 comments