La pesca pide celeridad en modificar la ley antes del inicio de la temporada

 

 

Los empresarios del sector admiten una reducción en un 50% las reservas y un 40% en la venta de material

por | Feb 12, 2017 | Bajo Aragón Caspe

El sector de la pesca pide celeridad al Ministerio de Medio Ambiente en modificar la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural con la que echar por tierra la polémica sentencia del Tribunal Supremo que obliga a la captura y muerte de especies invasoras como el siluro, el black bass, el lucio perca o la carpa. Lo hizo en una reunión que mantuvieron la pasada semana con el nuevo director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Francisco Javier Chacón, en Madrid.

Los pescadores aseguran que ni empresarios ni deportistas soportarían una temporada más «la incertidumbre», de conocer si finalmente se va a aplicar el sacrificio y dan como plazo esta primavera para solucionar una situación «insostenible». Es más afirman que las primeras consecuencias de esta posible aplicación ya se han notado. «De cara a la próxima temporada de pesca que se inicia en primavera ya se ha reducido en un 50% las reservas turísticas, así como la venta de embarcaciones que ha descendido un 40%», explica Agustí Albiol, portavoz de la Plataforma en Defensa de la Pesca. Estos datos se corroboran en el Bajo Aragón Caspe, Rosa Casamián, propietaria de la casa rural ‘La Curva’ de Chiprana remarca que ya se ha notado una reducción en el número de reservas para ir a pescar al embalse de Mequinenza. En la misma línea se expresan las empresas de guías turísticos que cuentan que el sector «está de capa caída» si no se esclarece el problema antes del inicio de temporada.

A pesar de la buena predisposición en Madrid y de contar con el apoyo de las 3/4 partes del Congreso de los Diputados, la plataforma incide en qué continúa la preocupación, ya que comunidades autónomas como Aragón ya están aplicando la captura y muerte de las especies invasoras. DGA ya ha elaborado un borrador de la Ley de Pesca 2017, que se pretende aprobar en marzo, en el que aplica el sacrificio de las especies invasoras. Eso sí deja en el aire quién asume los costes económicos de los contenedores que se deberían colocar en el Coto Mar de Aragón, así como el servicio de recogida de estos cadáveres. Para los clubes deportivos de la zona, la situación es «crítica». De momento, no se ha aplicado en los campeonatos celebrados en enero, pero temen que debe ser así en las próximas competiciones.

Cabe destacar que la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural actual contaba con unas disposiciones transitorias adicionales a la normativa con las que se permitía soltar las especies invasoras al agua tras pescarlas. Dichas excepcionalidades se anularon en marzo del 2016 con la sentencia del Tribunal Supremo. La modificación consistirá en que en la propia ley se catalogue como ‘especies exóticas naturalizadas’ a la carpa, el black bass, el lucio perca y la trucha arcoiris. Este término consideraría que son especies introducidas en su momento pero que en la actualidad se han adaptado al medio, han formado una población y tienen un impacto controlado, por lo que no es viable su erradicación. Permitiendo su captura y suelta. Capítulo aparte tendría el siluro, reclamo para muchos pescadores, para el que piden no su erradicación por la atracción que supone pero sí un control exhaustivo.

0 comments