La temporada de pesca empezará con solo cinco ríos vedados en la comarca

Los aficionados tendrán 25 kilómetros de cauces prohibidos, la cifra más baja de los últimos cinco años

Imagen:MATALOBOS

Los ríos barbanzanos gozan de relativa buena salud. Al menos es lo que invita a pensar el hecho de que la campaña de pesca fluvial 2017 arrancará el próximo domingo con tan solo cinco ríos vedados en la comarca. A ellos hay que añadir los regatos que discurren por el parque natural de Corrubedo que, históricamente, vienen manteniendo esta consideración y que elevan hasta 25 los kilómetros vedados este año, siendo la cifra más reducida del último lustro. Sirva como ejemplo que en el 2015 se superaron los 60, y que el año pasado fueron 35.

Al parecer, las necesidades de algunos cauces, para que recuperen su flora y fauna, ha sido el principal motivo por el que Medio Rural ha optado por prohibir la actividad en tramos concretos e, incluso, en el recorrido completo de algún río. Este último es el caso de los carnotanos Pedrafigueira, Rateira, Vadebois y Lariño, así como de todos sus afluentes, que estarán restringidos a los pescadores durante la presente temporada.

Otro tanto sucede en el truchero curso del Beba, en Mazaricos, que contará con un tramo vedado de 4,9 kilómetros, que discurre entre Ponte do Vao das Pereiras y A Pontenova, en Colúns. Precisamente, esta última decisión ha generado cierta polémica entre los habituales de este caudal mazaricano, que es afluente del Xallas.

Las críticas

Los aficionados se quejan de que llevan varios años con un tramo de casi cuatro kilómetros en el que se puede pescar, pero en el que resulta obligatorio devolver las capturas. Indican que la nueva zona vedada los dejará sin acceso a una de las principales masas trucheras que hay en la comarca. «Levamos anos pedindo que abran o tramo sen morte porque recuperou moita troita e non ten sentido xa esta consideración. Pero, en vez deso, o que fixeron foi impedirnos ir a outro anaco máis. Creo que non teñen nada en conta a opinión dos pescadores para facer as normas», señala un aficionado de la comarca barbanzana.

Qué hacer para evitar multas

Aunque, con carácter excepcional, la temporada de pesca se extiende hasta septiembre, existen normas específicas en función del río, coto o incluso captura que vaya a realizarse. Estas son algunas particularidades de la campaña que empieza el domingo.

Jornadas hábiles. Lunes y jueves estará prohibida, salvo si se trata de festivos nacionales o autonómicos. Los jueves, sin embargo, se permitirá practicar la modalidad sin muerte.

Horario de pesca. El horario permitido va desde una hora antes de salir el sol hasta una hora después de ponerse. Diez minutos antes del comienzo y diez después de finalizar, aparejos y cebos deben estar recogidos y las cañas plegadas.

Capturas máximas. Se establece un máximo de diez truchas y cinco reos por pescador, aunque las normas y medidas pueden variar entre unos y otros cotos.

Especies vedadas. Salvo planes de aprovechamiento específico se prohíbe la captura en todos los ríos de especies como la anguila, el cangrejo de río o el sábalo.

Solo una caña. Como norma general solo se autoriza la pesca con caña -únicamente una por pescador- prohibiéndose el uso de aparejos de ninfa o similares.

«Cada vez practico menos esta afección por medo ás sancións»

Miguel Cambeiro, aficionado a la pesca

El aficionado a la pesca carnotano Miguel Cambeiro no iniciará la campaña el domingo, afirma que esta temporada retrasará su regreso a los ríos. Además, afirma que «cada vez practico menos esta afección por medo ás sancións». Esto le ha llevado a decantarse un poco más por la captura sin muerte y señala que «cando collo algo é por algún compromiso e para consumo».

Prefiere echar el anzuelo en ríos pequeños de Mazaricos, Outes o Carnota «pola tranquilidade que hai nestes sitios. Sempre me gustaron máis».

En cuanto a la campaña, comenta, al igual que otros pescadores, que seguramente no será demasiado buena: «Non vai ser das mellores porque non houbo auga ata hai un par de meses. Seguramente non haberá moitas troitas para coller ou, polo menos, iso parece».

Cambeiro reconoce que él tampoco es una persona muy paciente y que si la jornada no se presenta demasiado bien tampoco acostumbra a quedarse para aguardar a ver si mejora su suerte: «Eu son dos que se non collo troitas á media hora ou así acabo marchando».

«Moitos días volverei á casa sen nada porque non hai moita troita»

Manuel Dieste, pescador noiés

Cuando se le pregunta al pescador noiés Manuel Dieste por el inicio de la campaña afirma: «Xa está todo preparado». Sin embargo, las perspectivas que tiene son malas: «Cando tiña que chover non o fixo e xa o estiven comentando con outros afeccionados, non vai haber moita troita, todos opinamos o mesmo. No río Traba vese algún reo, que por agora non se poden coller, pero no caso das troitas, non parece que haxa gran cousa. Moitos días volverei á casa sen nada».

En opinión de Manuel Dieste, la Administración tendría que sembrar, pero dice que hace tiempo que no se hace nada en este sentido: «Nós non podemos facelo, porque teñen que ser exemplares autóctonos».

A pesar de que pronostica una mala campaña, se muestra animado, porque reconoce que más importante que las capturas son las jornadas de pesca con los restantes aficionados a esta práctica: «Ás veces imos a Sigüeiro e xa comemos fóra. O importante é a relación cos compañeiros e o ambiente que se respira nestas xornadas». Por eso, la campaña constituye un buen aliciente para Manuel Dieste.

0 comments