León podría ser un destino para el turismo de pesca a nivel mundial

 

 

 El campeón del mundo absoluto en la modalidad salmónidos mosca fue el invitado este miércoles en el espacio ‘Entre nosotras’ de Cope León

García Ferreras fue el invitado este miércoles en el espacio ‘Entre nosotras’ de Cope León. | L.N.C.

Rosa Álvarez | 11/10/2018

Asegura que en el mundo de la pesca –su pasión desde que era niño– le quedan todavía «muchas cosas por conseguir», muchos retos, pero uno de ellos puede tacharlo ya de su lista. A finales del mes de septiembre el leonés David García Ferreras se alzaba como campeón del mundo absoluto de pesca en la modalidad salmónidos mosca, un título que considera «un sueño» cumplido. Detrás de él –afirma– se esconden muchas horas de entrenamiento en el río y mucha preparación física y mental. «No se trata de paciencia, hace falta agilidad, rapidez, estar en forma. En temporada de río, que va del mes de abril a octubre, pescamos cuatro o cinco veces por semana. Si puedo, todos los días voy al río, aunque no siempre puedo pescar todas las horas que quiero. También hago moscas en casa… Es una ocupación, 36 horas al día te quedarían cortas», asegura.

García Ferreras acudió a los estudios de Cope León, donde participó en el programa ‘Entre nosotras’, que se emite cada miércoles con la colaboración de La Nueva Crónica. Allí habló de su triunfo, conseguido en los ríos y lagos de Los Dolomitas en Trentino (Italia). Es el primer leonés que logra este título mundial a nivel individual, pero además, contribuyó a que el equipo español, en el que militaba otro leonés, como es el caso de Pablo Castro, lograra también el oro. Su medalla, dice, es en realidad de todo el equipo. «En ella hay unas cuantas porciones que tengo que agradecer a todos, porque sin ellos hubiera sido imposible». Respecto a Pablo Castro, García Ferreras asegura que se trata de una persona «muy importante» para él, «mi mejor amigo en la pesca, mi mentor».

Los ríos y lagos italianos fueron los que le dieron el título, pero los que conoce a la perfección, a los que debe su pasión por la pesca es a los leoneses. De ellos comenta que se encuentran en buena forma, sobre todo desde hace cuatro años, cuando cambió la normativa. «Los ríos tienen un buen estado de salud, pero las truchas ahora mismo el estado de salud lo tienen porque están en el río, cuando antes se mataban», explica. Por ello, agradece todo el «trabajo que hay detrás» y que ha permitido» cambiar cosas antiguas que al final lo que hacían era perjudicar el estado de los ríos». Ahora las cosas han dado un vuelco, tanto que no duda a la hora de afirmar que «León podría ser un destino para el turismo de pesca a nivel mundial y habría que explotar esto».

Volviendo a la competición, García Ferreras confirma que el próximo año pescará por un club del Principado, una decisión que ha tomado «con pena», porque lo que más le gustaría sería «competir por mi tierra, representar a mi tierra y ganar con mi tierra». El problema, insiste, no es León, donde considera que «hay muchos clubes y muy buenos pescadores», es la Federación de Castilla y León. Lo que ocurre es que en el de la pesca, «como en todos los deportes, te tienen que poner los semáforos en verde para que tú puedas funcionar y en este caso no están ni siquiera en ámbar, están en rojo», comenta. Con este club asturiano perseguirá sus siguientes objetivos. Dice que son las competiciones internacionales las que más le «enorgullecen y motivan», por lo que «el objetivo número uno es un mundial, por supuesto». Al haber sido campeón individual tiene plaza para el mundial de Tasmania que se celebrará a principios de diciembre del próximo año. En él irá a por todas, pero mientras recuerda que «quedan muchas cosas en medio».

0 comments