Los pescadores de Alcañiz apuestan por una red para contener a los carpines

Cansados por no recibir respuestas por parte de la CHE y DGA, han decidido buscar un remedio que deberán costear ellos

por  | Ene 17, 2018 | Bajo AragónCOMARCAS

La Sociedad de Pescadores de Alcañiz celebró el viernes una asamblea general en la que se hizo balance del año que acaba de terminar y en el que se sentaron las bases de este 2018, pero el tema central de la tarde versó sobre la problemática de La Estanca y la constante fuga de peces. En este sentido, los pescadores pusieron encima de la mesa las posibles soluciones para la situación y se decidió, de manera unánime, que el mejor remedio es comprar una red de contención, como las que existen en el mar, para evitar, de manera temporal, que los peces se escapen de La Estanca.

Durante la asamblea se pudo palpar la tensión y la preocupación por lo que viene ocurriendo en el embalse de Alcañiz desde hace más de un mes. Los pescadores no comprenden cómo la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y el Gobierno de Aragón continúan haciendo caso omiso a lo que allí sucede cada dos semanas. Y es que cuando los agricultores abren la compuerta de riego, miles de peces se escapan de La Estanca, quedando varados en las acequias, donde acaban muriendo. Esta situación provoca que el agua pueda, incluso, contaminarse.

Ante la pasividad de las instituciones, los pescadores se reunieron el viernes con el objetivo de encontrar una solución que, aunque sea de manera temporal, pueda frenar la fuga de ejemplares, que en el último mes se cifra en más de 30.000. «Si seguimos así, La Estanca se quedará sin peces…», lamentaron algunos de los presentes. Después de debatir y de buscar soluciones entre los presentes, se presentó la idea de colocar una red de contención, similar a la que se utilizan los pescadores en el mar, como medida más viable. La iniciativa fue respaldada por los socios presentes, alrededor de una veintena, y la Sociedad de Pescadores de Alcañiz comprará la red en los próximos días, una malla que supondrá unos gastos extra de 500 euros para la asociación.

«Estamos a la espera de que la CHE nos la deje poner, pero también lo vamos a tramitar con el Gobierno de Aragón para que sepan cuál es nuestra intención. Hemos planteado en la asamblea diferentes soluciones y al final hemos llegado a la conclusión de que colocar la red es la mejor medida temporal. Tenemos el sí de los socios y ahora solo tenemos que esperar a que nos digan algo las instituciones», expresó Alberto Quílez, presidente de la Sociedad de Pescadores de Alcañiz.

Además de buscar una solución al problema, la junta también informó al resto de socios que volverán a trasladar sus peticiones a la CHE y al Gobierno de Aragón y que, también, informarán a la Confederación Hidrográfica del Ebro de que está cometiendo una ilegalidad. Según explicaron, «la Ley de Pesca marca que es la CHE la que tiene la obligación de asegurar que ningún pez se escape de los embalses».

Con todo, los pescadores finalizaron la sesión citándose para el domingo en La Estanca. Era día de riego y otra vez les tocaba, de manera voluntaria, acudir a rescatar a los miles de peces que se escaparon una vez se abrió la compuerta de riego.
Por su parte, el grupo de Ciudadanos de Alcañiz anunció ayer, mediante una nota de prensa, que instará al Ayuntamiento a que medie en el problema para «modificar las rejillas de la presa de La Estanca» y que así «no se escapen los peces».