Los pescadores quieren la misma fecha de apertura para la trucha

Sanabria-Carballeda

La asociación sanabresa teme que se dé “una presión en los ríos” de la zona al retrasarse la fecha de inicio de la pesca a la Semana Santa

Dos pescadores en la orilla de uno de los ríos de la zona. Foto A. S.

Araceli Saavedra 08.01.2018 | 09:11

La diferente fechas de apertura para la pesca de la trucha en las provincias de la comunidad, para la presente temporada 2018, levanta las críticas de la Asociación de Pesca de Sanabria y Carballeda, que apostó “por la simultaneidad” para todas las provincias para evitar presiones según señaló el presidente sanabrés, Manuel Mateos Pedrero.

La apertura en las provincias del norte , Zamora, León, Burgos, Palencia y Soria, se retrasa hasta el último día de marzo, coincidiendo con las fechas de Semana Santa “cuando hay mayor presión de pescadores en estos ríos”. Y se inicia el 17 de marzo en Ávila, Salamanca, Segovia y Valladolid, con final para ambas zonas el 31 de julio.

La asociación sanabresa expresa que “la Junta se ha limitado a crear la figura del vigilante de pesca en colaboración con las asociaciones“, una medida en la que el colectivo sanabrés no participará ya que la asociación no percibe ningún tipo de ingresos por parte de la administración, aunque sí ha venido colaborando por el propio interés de los pescadores de la zona y el buen estado del río para la pervivencia de la fauna piscícola.

“Las funciones de vigilancia ya están contempladas desde la Administración, a través de sus propios funcionarios y no es necesario que esas funciones las asuman ninguna de las asociaciones”, aclaró Mateos.

En este aspecto, destaca que la construcción de la escala de la presa de Tinico, en Puebla, por parte de Confederación Hidrográfica del Duero ha facilitado el remonte de las aguas para las truchas, en época de freza. “La mejor noticia es que este año no han necesitado saltar, como otros años, lo que indica que la trucha ha escalado, porque es una buena escaladora”. Dado que la subida se realiza por una zona muy concreta “es necesario un mayor control de los cormoranes, porque para ellos es un plato servido en bandeja de oro”, dada la facilidad de pesca al concentrarse la subida de especímenes en un determinado punto del río.

Vedados

La orden de pesca establece sus zonas de pesca y veda. En el río Forcadura, aguas arriba del puente que da acceso a la localidad de Barrio de Arriba, de Vigo de Sanabria, y todas las aguas que afluyen a este tramo la apertura se atrasa hasta el 22 de abril, al igual que el arroyo Carambilla en todo su curso y afluentes. En el río Negro y sus afluentes, la fecha de cierre para la pesca se adelanta el cierre al 2 de julio.

Se retrasa el cierre al 31 de agosto, en las aguas embalsadas por la acción exclusiva de la presa del embalse en la cuenca del Bibey, en el embalse de Pías. Se retrasa el cierre al 15 de octubre aguas abajo del embalse de Nuestra Señora de Agavanzal, en la cuenca del río Tera.

Se impone la veda total en el río Tera en el tramo comprendido desde su nacimiento hasta el muro de la presa de Vega de Conde y todas las aguas que afluyen a este tramo, además de las aguas no embalsadas entre la presa de Vega de Conde y la presa de Vega de Tera.

En el río Trefacio la veda comprende desde su nacimiento hasta la presa del molino de San Ciprián de Sanabria, y en el interior del Coto de Trefacio, 50 metros aguas arriba del puente existente hasta 50 metros aguas abajo de la presa del pueblo.

En el río Truchas la limitación abarca desde su nacimiento hasta el área recreativa de Sotillo de Sanabria. En el arroyo Truchas, la zona vedada comprende desde su nacimiento hasta su desembocadura en el embalse de Cernadilla, y todas las aguas que afluyen a este tramo.

En la subcuenca del Castro río Castro está vedado desde su nacimiento hasta su paso por el puente de acceso a la estación de Renfe en el pueblo de Requejo y todas las aguas que afluyen a este tramo.

En el Arroyo de Parada la prohibición es para todo su curso y afluentes. En el arroyo de Candanedo queda prohibida la pesca desde su nacimiento, en fuente Gandanera, hasta su desembocadura en el río Castro.

En el río Fontirín o de la Ribera, en la subcuenca del río Negro, está prohibida la pesca en todo su curso y afluentes, excepto el tramo comprendido entre el puente sobre el río Fontirín en la carretera ZA-622 y el límite de los términos municipales de Muelas de los Caballeros y de Peque.

En el río Negro se impone la veda desde su nacimiento hasta el puente de la carretera que une Doney con Escuredo y todas las aguas que afluyen a este tramo. En el río Negro se prohibe pescar además desde la desembocadura del caño del Molino Grande de Otero de Centeno hasta su confluencia con el río de la Ribera o Fontirín y todas las aguas que afluyen a este tramo.

En el río Sapo la prohibición abarca desde su nacimiento hasta el puente de la carretera que une La Bañeza con Palacios de Sanabria y todas las aguas que afluyen a este tramo.

En la subcuenca del Tuela queda incluido el río Tuela desde su nacimiento hasta el puente de la carretera de Lubián a Chanos, y todas las aguas que afluyen a ese tramo. En el río Pedro el tramo vedado abarca desde su nacimiento hasta el Puente de Porto os Carros y todas las aguas que afluyen al río Pedro en todo su recorrido, al igual que el Arroyo de La Tuiza o Las Hedradas para todo su curso y afluentes. En la cuenca del Miño, subcuenca del Bibey, queda prohibida la pesca en el arroyo de Valdeinfierno, en todo su curso y afluentes.

En la subcuenca del Calabor, queda prohibida la pesca desde el nacimiento del río Calabor hasta el puente de las Barrancas y todas las aguas que afluyen a este tramo. El río Valdalla queda afectado desde su nacimiento hasta el puente de la Ribera, en Boya, y todas las aguas que afluyen a este tramo. En la subcuenca del Manzanas queda incluido el Arroyo del Cabrón, desde su nacimiento hasta la confluencia con el río Manzanas y todas las aguas que afluyen a este tramo.

0 comments