Nace la “Plataforma en Defensa de la Pesca” del “cangrejo rojo”

 MEDIO AMBIENTE

ALBERTO ABASCALlunes, 18 de abril de 2016

Asociaciones de distribuidores de pesca, Ayuntamientos, Diputaciones, CCAA, importadores de embarcaciones, piscifactorías, tiendas, hoteles, camping, clubs, exportadores y  pescadores en su conjunto han formado la denominada Plataforma en Defensa de la Pesca a raíz de la sentencia publicada por el Tribunal Supremo que impedirá la pesca y comercialización de las llamadas especies exóticas invasoras de las que forman parte el cangrejo rojo, la trucha arco iris o el lucio, especies muy apreciadas en la provincia de Palencia.

Imagen de archivo de cangrejos de río de los denominados ’rojos’ o de la marisma. SARA MUNIOSGUREN

Abogan para que este crustáceo y el resto de especies que aparecen en el catálogo como exóticas e invasoras sean consideradas “alóctonas naturalizadas”

La Plataforma quiere unir al mayor número de adeptos para conseguir que se modifique la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, al objeto de que el Gobierno español se adhiera a las directivas que ya están en vigor en varios países de la Unión Europea y que, en definitiva, consideran a las especies incluidas en el catálogo de especies exóticas invasoras como especies alóctonas naturalizadas, es decir, que formen parte del conjunto medioambiental.

CONSECUENCIAS. Pero esto va más allá de lo que a priori supone la prohibición de la pesca de estas especies y la erradicación del colectivo de pescadores y del sector económico que lo mueve», mantiene la Plataforma que abunda en el hecho de que   las consecuencias de la aplicación más estricta de la Ley en base a lo anteriormente referido representan «una catástrofe económica en diferentes sectores, además de ser una medida de muy dudosa efectividad medioambiental. Afectación que supone en unos casos el cierre incuestionable de cientos de empresas y en otros la reducción de su economía que en su conjunto alcanza cifras de miles de millones de euros, pero en ambos, la destrucción de miles de puestos de trabajo que pasarán a engordar las patéticas lista de desempleados de nuestro país».

El colectivo reitera que existe una discrepancia de opinión entre el colectivo científico sobre la posibilidad de erradicar totalmente a estas especies, incluso algún biólogo alarma del efecto que producirá en las aves migratorias por la eliminación de su alimento natural. Así las cosas, el colectivo explica, a modo de ejemplo, que la producción extractiva de cangrejos rojos para consumo humano que se pescan en la zona de Isla Mayor (Sevilla) asciende entre 3.000 a 4.000 toneladas año, y sabemos que cada kilo de cangrejos supone unos 40 ejemplares, lo que nos da un total entre 120 a 160 millones de ejemplares. «En el supuesto caso que el 50% fueran machos y el 50% fueran hembras tendríamos un potencial de hembras de 77 millones de cangrejas. Si se supone que tan solo efectúan una puesta de las tres que pueden llegar a efectuar, supongamos también que el número de huevos es de 300 por hembra, aunque en función de su tamaño varían entre 100 a 700 huevos. Esto supondría para la zona de Isla Mayor que la próxima generación de cangrejos crecería en 23.000 millones de cangrejos. Ante situaciones como esta, y otras de igual calado, no cabe duda que lejos de erradicar se puede producir el efecto contrario».  La Plataforma, por lo demás,  ha desarrollado una página web para informar sobre las acciones a emprender y donde se puede encontrar un modelo de carta de adhesión a la mism. (https://www.facebook.com/Plataforma-en-defensa-de-la-Pesca-904539239663713/?fref=tsplataformaporlapesca@fepyc.es).
Por último, manifiesta que es «de difícil comprensión» que una ley que pretende la defensa del patrimonio natural de este país, «por otro lado lleve a la miseria a miles de personas que perderán sus empleos».

El número de licencias de pesca ha caído un 21% desde 2002

Una sentencia dictada por el Tribunal Supremo, tal y como ya informó la semana pasada Diario Palentino, supondrá el definitivo adiós a la pesca del denominado cangrejo rojo, un crustáceo muy apreciado por los pescadores palentinos que pusieron en él sus esperanzas tras la práctica desaparición del querido y apreciado cangrejo autóctono.
La sentencia también considera como especie exótica invasora a la trucha arco iris, una especie muy recurrida en los denominados cotos intensivos. Concretamente, la sentencia del Tribunal Supremo publicada el pasado 16 de marzo estimó parcialmente un recurso de varias organizaciones ecologistas y amplió el Catálogo español de especies exóticas invasoras, incluyendo entre otras la carpa común y la trucha arco iris. Asimismo, anuló las excepciones de la normativa que permitían la caza o pesca de algunas de estas especies, la comercialización de otras, como el cangrejo rojo. El cangrejo señal también está considerado especie exótica invasora, aunque no se especifica sobre él  por el momento.
Para retirar la trucha arco iris, en su lugar (en Palencia existen 14 cotos, un escenario deportivo y 38 tramos calificados como Aguas de Régimen Especial Controlado) las aguas deberán repoblarse con alevines de trucha autóctona.
Todas estas modificaciones lo que han provocado es la desilusión entre los aficionados a la pesca, especialmente y se ha reflejado en la disminución de solicitudes de licencias.  Según los datos aportados por la Junta de Castilla y León,  el número de licencias expendidas en la provincia ha disminuido un 13 por ciento entre 2002 y 2014 entre las que son nuevas o extraviadas; un 50 por ciento entre las formalizadas a través de los servicios centrales en este mismo periodo de tiempo y un 44 por ciento en el cómputo de licencias emitidas en Castilla y León.
De forma más pormenorizada, si en 2002 el número de licencias de pesca emitidas en Palencia fue de 6.530, en 2015 se situaron en las 5.147.
En los primeros cuatro meses del año se han emitido 554 licencias de pesca.