Tres denunciados por pesca ilegal de siluros y carpas en el Ebro

LA RIOJA

El Seprona ha intervenido útiles para la captura de carpas, barbos y siluros de manera «masiva» e «indiscriminada» | En mayo fue desarticulada en Aragón y Navarra una red que pretendía enviar a Rumania casi 9 toneladas de siluros y carpas capturadas ilegalmente en el Ebro y en diferentes embalses

Agentes del Seprona durante la operación realizada el pasado mes de mayo en Navarra y Aragón. / G.C.

LUIS J. RUIZ Logroño
Martes, 13 agosto 2019, 12:15

Las carpas, los barbos y los siluros, sobre todo estos últimos, se han convertido en buena parte de los países del este en un manjar apreciado por alguno de los paladares más exquisitos. Y, ante esa demanda, ha habido quien ha encontrado en su masiva presencia en las aguas del Ebro una oportunidad de negocio: mafias, sobre todo de origen rumano, que expolian el cauce del río para, con aparejos ilegales, extraer de manera indiscriminada cualquier especie que se aproxime a sus redes. Eviscerados sin ningún tipo de control sanitario, el pescado era empaquetado en cajas con hielo para, en furgonetas o camiones isotermos, recorrer miles de kilómetros hasta su destino final. Esta practica ilegal, sostiene la Guardia Civil, mueve más de 100.000 euros al año en España.

Ese era el objetivo, sospechan los agentes del Seprona de la Guardia Civil de La Rioja, de tres varones, de 40, 46 y 48 años de edad, naturales de Rumania y vecinos de Ausejo y de Igea, que fueron sorprendidos a principios de este mes en el paraje Aradón de Alcanadre, junto al río Ebro. Era de noche y a la patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza les resultó extraña su presencia en el lugar, por lo que procedieron a identificarlos. El extremo nerviosismo de todos ellos y sus incongruentes respuestas a las preguntas sobre su presencia en la zona llevó a los agentes a registrar el vehículo con el que habían llegado al lugar.

Dentro no había rastro de peces, pero sí que ocultaban una red del tipo trasmallo (un arte de pesca prohibida) de 40 metros de longitud “empleada habitualmente para capturar carpas, barbos y siluros de manera masiva e indiscriminada”, sostiene la Guardia Civil, además de una barca neumática, impermeables y vadeadores. Los agentes, además de decomisar todas las artes ilegales, tramitaron el expediente sancionador que será resuelto por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, que podrían deparar en sanciones de hasta 3.000 euros además de la retirada de las licencias de pesca y su inhabilitación durante hasta tres años.

De manera paralela, la Guardia Civil investiga su posible pertenencia a algún tipo de grupo criminal organizado dedicado a la pesca de siluros y carpas para su envío a países del Este.

Casi 9.000 kilos de pescado ilegal en Navarra y Aragón

El último gran golpe contra este tipo de organizaciones lo dio la Guardia Civil a mediados del pasado mes de mayo en Navarra y Aragón. Entonces fueron detenidas 23 personas -todas de nacionalidad rumana– como presuntas autoras de delitos contra la salud pública, protección de la flora y fauna y pertenencia a organización criminal. En la ‘operación Glanis’ (así llamada por el nombre científico del siluro, silurus glanis), la Guardia Civil incautó 8.888 kilos de pescado (siluros y carpas), que habían sido capturados de manera ilegal en el río Ebro y en embalses de Zaragoza y Huesca para ser comercializados en países del este un pescado procedente de España que no es apto para el consumo humano. Además intervinieron 10 furgonetas utilizadas por las organizaciones para transportar el pescado desde España a países del este de Europa, varias barcas, remos, cañas, redes de grandes dimensiones, básculas de pesaje y multitud de herramientas relacionadas con la pesca.

Según explicó la Guardia Civil en aquel momento, los ejemplares capturados eran trasladados a naves industriales donde, en malas condiciones higiénico-sanitarias, se almacenaban, los evisceraban, limpiaban e introducían en cajas con hielo para su traslado en furgonetas o camiones isotérmicos evitando cualquier tipo de control sanitario.

Estos grupos criminales, abunda la información policial, están jerarquizados y organizados, suelen actuar en horarios no permitidos a la pesca, normalmente de noche y utilizando para ello medios masivos no selectivos que están prohibidos, como en el caso del material localizado en Alcanadre

0 comments